sábado, 20 de septiembre de 2008

2 comentarios:

Me llamo trigo por no llamarme Rodrigo dijo...

¡JAJAJAJAJAJAAA! ¡MUY BUENO!
A ver si no pinchan más cuando viajan fuera. Tanto Bus, tanto bus para viajar por segunda.

Dieguill dijo...

Yo les hacia ir a gatas a los sitios.
No merecen nada de lujos.

Muy buena. Como siempre.