viernes, 9 de enero de 2009

SILENCIO TOTAL.

2 comentarios:

Me llamo trigo por no llamarme Rodrigo dijo...

¡Jajajaja!

Pues que no hable. Aquí lo importante es que ponga la pasta.

Roberto dijo...

Tampoco estaría mal que hablase algo, que aunque solo ponga las pelas, estaría bien saber que intenciones lleva.

Porque para eso está donde está, y el cargo que conlleva.
¡Me lo imagino haciendo el mimo y me descojono!