miércoles, 24 de septiembre de 2008

2 comentarios:

Me llamo trigo por no llamarme Rodrigo dijo...

Homenaje merecidísimo a nuestro campeón. Si ya se lo merecía Teresa, Jorge no podía ser menos. Haciendo historia en el tenis de mesa español.
Una delicia de dibujo.

Anónimo dijo...

No todos los alagos van a ser para Teresa.